Por: Chef Nalle Lee

Mi aportación a este Blog será una nota deliciosamente antojadiza.

Debido a un cambio radical en mi vida, terminé en Playa del Carmen viviendo por tiempo indefinido. Adoro Playa del Carmen y cada día que pasa me enamoro mas de éste mágico lugar. Primero por la gente tan linda y cálida y en segundo lugar pero no menos importante “la comida” y como chef créanme que ésto es esencial en mi vida, mientras haya comida rica yo soy feliz. Hay un platillo típico Yucateco del que actualmente soy seguidora fiel del que les quiero contar un poco más, es la cochinita pibil.

La base es carne de cerdo adobada en achiote envuelta en hoja de plátano y cocida dentro de un horno de tierra. ¿Suena fácil no? Pero créanme que no lo es. Es un proceso largo que dará un resultado delicioso, jugoso y con mucho sabor. Pero vamos por partes. La carne es de cerdo y se puede utilizar básicamente todo el cerdo incluyendo vísceras. Yo en lo personal cuando la cocino utilizo lomo, pero bueno, es al gusto del chef. Se marina con una preparación que lleva achiote, jugo de naranja, hierbas y especias (receta secreta jaja). Se monta en un recipiente con hojas de plátano y la forma original de cocerla es en un hoyo en la tierra, de ahí el nombre, Pibil que es un método de cocción. Éste término tiene su origen en la palabra maya pib que significa enterrado. Se cocina enterrando las comidas en un hueco en la tierra con piedras y carbón encendidos. Esta forma de cocción permitirá que todos los jugos y sabores se concentren en el platillo ya que no hay manera de que escapen.

En caso de querer realizar este platillo y no contar con un hoyo en el patio podemos realizarlo al horno muy bien tapado. Éste plato se acompaña con cebolla morada y un poco de jugo de naranja y si son valientes pues con habanero, mi consejo es… cuidado con el habanero se ve pequeño e indefenso pero creanme que no lo es. Pues esta fue mi reseña espero les haya sido util y al igual que yo después de leerla tengan el antojo de prepararla. Hasta la proxima…